Finalizamos la ejecución del proyecto para la Fundación Badan, en Venezuela.

En dos alturas, la planta baja aporta un espacio aséptico y a la vez envolvente, que consigue fusionarse a la perfección con el modelo de experiencia de compra venezolana, que pasa por la atención personalizada del paciente desde su misma entrada, por parte de asesores y asesoras que trabajan de forma metódica ubicándose la mayor parte del tiempo fuera del mostrador y buscando el “face to face” con cada paciente.

En la parte superior se ubica un centro oncológico, donde se lleva a cabo un sofisticado seguimiento de los pacientes afectados por este tipo de patologías. Es aquí donde el Robot Mach4 juega un papel fundamental, permitiendo que la atención sea totalmente personalizada.