Como farmacéutico seguro que cada año estás en una búsqueda constante por encontrar nuevas herramientas y estrategias que aporten aún más valor añadido a tu farmacia. Robotizar la farmacia es un proceso que te ayudará a disponer de más tiempo libre y a optimizar su gestión.

Hablamos con Antonio Rubio, farmacéutico titular de una farmacia ubicada en Plasencia y que lleva desde junio de 2020 disfrutando de los beneficios de la robotización.

 

Háblame de tu farmacia.

Está en el centro de Plasencia, en una zona de mucho paso, muchas tiendas, turismo, ocio… mucho tráfico peatonal. El equipo que hay detrás de la farmacia lo forman 6 personas.

 

¿Cómo decidisteis tener un robot? ¿Cuáles fueron las motivaciones?

Era una farmacia muy antigua. Estuvimos analizando las oportunidades y el potencial de la farmacia. Por sus características, rápidamente nos dimos cuenta de que contar con un robot nos sería de gran ayuda.

El espacio del que disponíamos es muy muy reducido y la única manera de ganar espacio era ubicar el robot en el sótano. Además, el proceso de atención al cliente era muy mejorable: para acceder al almacén teníamos que bajar las escaleras y el proceso de atención al cliente y la venta se veía interrumpida.

 

¿Qué tamaño tiene la farmacia?

La farmacia tiene unos 35 m2 de superficie de venta al público, y el sótano unos 40 m2. Lo que tratábamos era que todos los medicamentos, salvo los de máxima rotación, estuviesen ubicados en el robot y lo demás dedicarlo a la venta libre.

 

¿Fue una decisión fácil? ¿Tenías claro que querías contar con un robot?

Lo tenía claro desde el principio. Si hubiese tenido un espacio más grande, me hubiese planteado otras opciones, pero con la superficie disponible que teníamos era la mejor opción.

 

¿Por qué Mach4?

Estuve barajando varias opciones. Las diferencias que había con las otras soluciones del mercado respecto a la puerta de carga y el sistema de lectura fueron las que me hicieron decantarme por este robot.

 

¿Cómo definirías el proceso de adaptación del equipo al robot?

Ha sido fácil. Para nada ha supuesto un esfuerzo adicional. Si es cierto que había personas un poco más reacias al cambio, pero una vez han empezado a trabajar con él se han dado cuenta que se gana rapidez y es mucho más cómodo a la hora de buscar medicamentos. Está todo localizado, antiguamente había una persona que había colocado mal un medicamento y perdíamos mucho tiempo en encontrar ese medicamento.

En una o dos semanas se puede estar trabajando perfectamente con el robot y todo el equipo adaptado.

 

¿Qué beneficios ha supuesto para tu equipo?

Principalmente el ahorro de tiempo a la hora de colocar el medicamento. La preocupación por el stock deja de existir, ya que los estocajes coinciden realmente. Esto garantiza que el medicamento está localizado todo el tiempo y se encuentra rápido.

Además, en nuestro día a día teníamos que subir y bajar muchas escaleras cuando íbamos a por los medicamentos, ahora estamos todo el tiempo con el paciente y la atención al cliente no se ve interrumpida. Nuestros pacientes lo agradecen mucho.

 

¿Cómo se han mostrado vuestros clientes tras incorporar el robot en la farmacia?

El 99% de ellos lo han recibido muy positivamente. Siempre hay alguna persona que cree que el contar con un robot va a sustituir el trabajo de alguna persona del equipo, pero es una interpretación errónea. En realidad, lo que se está aprovechando es el tiempo de la farmacia que ahora podemos dedicar a otro tipo de tareas.

 

¿Cuál es vuestra opinión general del robot?

Principalmente son todo beneficios, estoy muy muy contento.

 

¿En qué casos recomendarías Mach4?

Depende del caso de cada farmacia, pero sobre todo en aquellas farmacias que tengan mucho movimiento o aquellas que dispongan de un espacio reducido.

Otra opción donde personalmente creo que valorar el robot resulta muy interesante es aquella farmacia donde el fondo de comercio se haya quedado pequeño. Es una forma de tener una inversión que va a generar un beneficio en la farmacia y también un beneficio a nivel fiscal.

Medimat