Disponer de un robot en tu farmacia te permite disfrutar de muchos beneficios, pero ¿cómo saber cuándo es un buen momento para robotizar tu farmacia?

Después de tantos años trabajando con farmacéuticos como tú, sabemos que cada farmacia es un caso único y debemos estudiar el proyecto de manera personalizada, ya que no hay dos iguales. Sin embargo, este mismo bagaje también nos ha permitido detectar algunas situaciones concretas en las que se hace aún más interesante contar con la ayuda de un robot. ¡Te contamos cuáles!

 

Cuando en la farmacia no dispones de espacio suficiente

Por muchas circunstancias distintas podemos encontrarnos ante una falta de espacio en la farmacia. Una manera de optimizar el espacio pasa por instalar un robot: gracias a ello almacenaremos los medicamentos de manera compacta  aprovechando al máximo el espacio disponible.

Aplicando la Ley de Pareto en el sector farmacéutico, de manera general podemos afirmar que trabajando en el 20% de las referencias, conseguiremos optimizar el 80% de las dispensaciones. Consecuentemente, no hace falta trabajar el total de las referencias de la farmacia con el robot: con las de alta rotación bastaría para empezar a optimizar procesos

 

Cuando amplias tu farmacia con un local anexo

Si entre tus planes se encuentra ampliar la farmacia con uno de los locales colindantes, es interesante plantear la opción de instalar un robot en dicho local o en parte de él. De esta manera puedes ampliar el espacio comercial de tu farmacia y dedicar el local anexo al almacenaje del stock.

 

Cuando tu farmacia pasa a ser 24h

Ampliar el horario de servicio para ser una farmacia 24 horas es un gran paso que requiere un esfuerzo de todo el equipo. Al disponer de un robot que se encargue del circuito del medicamento, la farmacia no se quedará sola en ningún momento.

En vez de que el farmacéutico tenga que ir a la cajonera a buscar el producto, será el robot quien acerque el medicamento al punto de venta establecido. La instalación del robot permite que, con tan solo una persona en la plantilla, se pueda cubrir las horas de menos volumen en la farmacia. 

Farmacia Internacional 24 - Apotheka

Cuando superes las 300 operaciones al día

Uno de los motivos más clásicos y claros que motivan la instalación de un robot es una alta facturación. Cuando hay mucho volumen de trabajo, como titular de farmacia necesitas analizar cada paso del proceso y detectar cualquier punto de mejora.

Si dispones de un robot, a pesar de tener un alto volumen de trabajo, tendrás el stock de las referencias introducidas mejor controlado como también las caducidades y, por supuesto, los productos localizados en todo momento.


Cuando dispones de un altillo o de un sótano

Hay veces que nos encontramos con farmacias que tienen altillo o sótano pero todos sabemos que no es fácil aprovechar ese espacio.

Es cierto que se suele dedicar estos metros cuadrados para el almacenaje de los productos que generan mayor volumen, pero entonces nos encontramos con un problema muy común: la experiencia de compra del paciente se ve interrumpida por el evidente tiempo que transcurre. El personal del equipo, al tener que subir o bajar escaleras, se demora más de lo habitual y esto repercute en el grado de satisfacción del paciente. Colocar el robot a distinta altura que el espacio comercial pondrá fin a estos problemas.

¿Te estás planteando robotizar tu farmacia? No dudes en ponerte en contacto con nosotros, contarnos los proyectos de futuro de tu farmacia y tus objetivos y el equipo de APOrx haremos el resto.